La factura iraní le sale demasiado cara a Israel

Escrito por – Elijah J. Magnier

Traducido por – Eli C. Casas

Durante décadas, Israel tuvo la primera y la última palabra en Oriente Medio. Tras la derrota de los ejércitos árabes en 1967, los dirigentes israelíes creyeron durante muchos años que una pequeña banda militar israelí podía ocupar cualquier país árabe y que Israel podía atacar cualquier objetivo en Oriente Medio sin que se le exigieran responsabilidades ni se le disuadiera. Israel mantenía su superioridad aérea y disfrutaba de un apoyo militar y de inteligencia ilimitado por parte de Estados Unidos y Occidente en su conjunto. Estadounidenses e israelíes no se imaginaban que la resistencia de Oriente Medio, acostumbrada a ser atacada continuamente, estaba aprendiendo las artes de la guerra. Las lecciones de guerras anteriores y las experiencias vividas y compartidas se desarrollaron para lograr un equilibrio de disuasión entre los beligerantes. De ahí que ahora Israel no consiga mantener regularmente la superioridad en cada batalla. 

Subscribe to get access

Read more of this content when you subscribe today.

Advertisements
Advertisements
Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.