Israel bombardea Siria: ¿cuánto más puede durar?

Por Elijah J. Magnier: @ejmalrai

Tanto el presidente sirio, Bashar al-Assad, como Rusia, consideran que la guerra contra el terrorismo tiene prioridad por encima de cualquier provocación israelí. Por necesidad, Siria y Rusia están evitando una “batalla entre guerras”, término utilizado por Israel para atacar objetivos enemigos escabulléndose y realizando acciones furtivas que carecen de suficiente importancia como para provocar una guerra a muerte. Para Siria, eliminar a los yijadistas en el frente Alepo-Idlib es mucho más crítico que responder a los ataques israelíes contra su capacidad militar y la destrucción de depósitos de armamento. Los mandos militares israelíes están al tanto de las prioridades sirias y le sacan ventaja a la situación. Ha llevado a cabo cientos de ataques sobre varios blancos en Siria en diferentes ciudades del país, sin cambiar la correlación de fuerzas ni sus capacidades operativas. Pero será una tarea sencilla el detener las arrogantes violaciones israelíes de la soberanía siria cuando Damasco esté lista para apuntar sus armas hacia Israel. 

De hecho, a pesar de los más de 400 ataques israelíes desde el inicio de la guerra en 2011, el ejército ha liberado la mayor parte de Siria, con la excepción del norte, ocupado por fuerzas turcas y estadounidenses. El ejércitito sirio se ha desplazado al norte, tocando las puertas de Idlib por un mes. Los ataques israelíes no han socavado al ejército que ha demostrado su competencia en batallas feroces en Guta (al este de Damasco), en Deir Ezzor (noreste), y creando un amplio perímetro de seguridad alrededor de la ciudad de Alepo. 

La doctrina de las Fuerzas de Defensa Israelíes consiste en el estudio y especialización de asuntos militares, pero no se apoya en la experiencia en el campo de batalla. Irán y sus aliados se apoyan con ahínco en la experiencia, educación, entrenamiento y en la renovación creativa de su doctrina militar. 

Batalla tras batalla, el ejército sirio ha demostrado experiencia de combate exitosa, evidente superioridad en el campo de batalla, un poder de fuego intenso despejando el camino para la infantería previo a cualquier ataque, planificación militar eficiente, el uso de equipo militar avanzado y habilidosa coordinación con sus socios y el ejército ruso. El ejército sirio y sus aliados derrotaron al ISIS en la mayoría de las partes de Siria. Solamente en el noreste las fuerzas estadounidenses tuvieron un papel en esa derrota; los Estados Unidos no le permitieron a las fuerzas de Damasco cruzar el río Éufrates. 

El ejército sirio también derrotó a al-Qaeda, a sus muchos combatientes extranjeros altamente entrenados, bien equipados y motivados ideológicamente, y a todos los demás grupos yijadistas peleando bajo diferentes nombres, mezclados con población local (Hayat Tahrir al Sham, Ansar al-Sharia, Ahrar al-Sham et al.). Las fuerzas estadounidenses no se enfrentaron a al-Qaeda o ninguno de los otros grupos yijadistas en Siria en ninguna batalla, sino que se limitaron a asesinatos de precisión mediante el uso de drones. Le tocó al ejército sirio y a sus aliados el eliminar a al-Qaeda y a los demás grupos yijadistas en Siria. 

Israel nunca ha combatido en guerras prolongadas, mientras que Siria, Irán y Hezbolá han vivido años de guerra y se han enfrentado a todo tipo de enemigos usando tácticas diversas. Siria, Irán y sus aliados han peleado en las montañas, en espacios abiertos, en combate urbano, en operaciones especiales tras líneas enemigas, y a más de un enemigo a la vez. Esta experiencia no tiene valor ni rival. 

Irán llevó a Siria misiles crucero y balísticos junto a la tecnología adecuada para fabricarlos de forma local. Israel cree que ha destruido muchos de estos misiles de precisión, cosa que es probable. Pero Israel no logra privar a Siria de todos sus misiles de precisión, solamente ha destruido misiles y drones armados reemplazables. 

La doctrina militar israelí se apoya principalmente en una fuerza aérea que demostró lo limitado de su efectividad en su última guerra contra Líbano, en 2006. Y su fuerza aérea es fácil de contrarrestar: de acuerdo a una fuente de alto nivel dentro del “Eje de la Resistencia” una simple regla del enfrentamiento puede dejar a la fuerza aérea israelí en tierra para siempre. Luego de cualquier ataque aéreo israelí, Siria y sus aliados tendrán que enfrentarlo, en su debido momento, con misiles cruceros y balísticos de precisión, con ojivas altamente explosivas, lo suficiente para intimidar a Israel y crear un equilibrio entre el lanzamiento de misiles y los ataques aéreos. 

El mayor general (ret.) Amos Yaldin, director del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional (INSS, por sus siglas en inglés), manifestó en su evaluación de este año que la probablidad de guerra va en aumento. Pero el “Eje de la resistencia” cree que es poco probable, porque todas las partes están bien armadas y pueden hacerse daño de forma significativa. El frente doméstico israelí es frágil y no está acostumbrado a bombardeos masivos de misiles balísticos con explosivos de por encima de los 700 kilos, además de misiles crucero impactando con precisión sobre múltiples objetivos seleccionados. Aunque los misiles de precisión reducen las bajas civiles al ser disparados contra objetivos militares, también pueden lanzarse contra objetivos altamente sensibles, de ser necesario. Por los momentos, Israel está tomando ventaja de la concentración de Siria en sus esfuerzos militares contra los yijadistas para bombardearla sin sufrir una respuesta significativa. Cuando llegue el momento y el norte sirio haya sido liberado, la respuesta estará cerca. 

La presencia rusa en el Levante muy probablemente detenga cualquier posibilidad de que el conflicto se convierta en una guerra mayor en la región. El presidente Putin no es el presidente Dimitry Medvedev, que en 2011 le dio a la OTAN libertad para destruir Libia. Israel y Rusia gozan de buenas relaciones, pero Rusia no permitirá una guerra sirio-israelí que le arruine los planes de imponer estabilidad en la región.

Rusia ya ha sufrido de los ataques israelíes y ha culpado a Tel Aviv del derribo de su Ilyushin IL-2′ con 15 oficiales a bordo en septiembre de 2018. En respuesta a eso, Rusia le suministró a Siria misiles S-300. Aún más, noticias recientes indican que los Su-35 rusos han perseguido aeronaves israelíes y las han forzado a abandonar el espacio aéreo sirio. 

Rusia e Israel llegaron a un acuerdo mediante el cual ningún avión israelí sobrevolará el espacio aéreo sirio, a riesgo de ser derribado. Rusia controla el espacio aéreo sobre Siria en su totalidad, con la excepción de al este del río Éufrates. Este es el por qué Israel ha violado el espacio aéreo iraquí cuando bombardea objetivos (la base aérea de Althiyas, también conocida como T4) al este de Homs, bajo la cobertura de las bases militares estadounidenses en Irak y el noreste bajo ocupación. Si no, ataca Siria cuando sobrevuela los también ocupados Altos del Golán o el Líbano. Aún más, Rusia le exige a Israel que informe por adelantado sobre cualquier ataque para evitar encontrarse en el medio del fuego cruzado, alertar a sus socios en Siria para evitar un número alto de bajas, y remover armanento sensible de sus escondites.

Irán está armando continuamente a Siria y sus aliados en el Levante. Israel está consciente de esto y puede hacer muy poco para detenerlo. Israel también está al tanto de que sus ataques sobre Siria se terminarán cuando Siria libere su territorio. Le conviene a Israel el cesar su show electoral y el bombardeo de objetivos no estratégicos. La presencia iraní en Siria es un hecho que ni los Estados Unidos, Rusia o Israel pueden modificar. Siria necesita a un país como Irán a plantarse contra la hegemonía estadounidense y defender al país cuando sea necesario. Irán ha manifestado su profunda relación con Siria en más de nueve años de guerra y ha demostrado su preparación para enfrentar a los Estados Unidos cuando sea necesario, tal como lo hizo en el ataque a la base militar estadounidense de Ein al-Assad. Ya llegará el momento cuando Israel no se encuentre en capacidad de usar contra Siria sus fuerzas de aérea, marina o infantería con libertad. Los misiles de precisión han cambiado el equilibrio de poder y están imponiendo unas reglas del enfrentamiento radicalmente nuevas. 

Traducción: Diego Sequera

Este artículo es traducido por voluntarios, de forma gratuita, para que los lectores puedan disfrutar su contenido. No se enmascarará detrás de un Paywall. Quisiera agradecerle a mis seguidores y lectores por la confianza y el apoyo. Si gustan, por favor no tengan vergüenza en contribuir a financiarlos por tan poco como 1 euro. Su contribución, no importa cuán pequeña, ayudará a asegurar su continuidad. Gracias. 

Copyright © https://ejmagnier.com  2020

One thought on “Israel bombardea Siria: ¿cuánto más puede durar?

  1. Apenas Bashar se deshaga del cucaracherío turco-yijadista, le tocará el turno a estas cucarachas. Y prepárense, porque lo del 2006 habrá sido un “pijama-party”, frente a las actuales condiciones de lucha de Siria, Iran y Hezboláh. 😉
    TODO LLEGA.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.