El enfrentamiento Estados Unidos-Irán en Líbano: contramedidas y escalada

Por Elijah J. Magnier: @ejmalrai

Traducción: Diego Sequera

Al parecer va a ser un prolongado y caluroso verano, mientras las tensiones aumentan entre Washington y Teherán, se aproximan las elecciones en Estados Unidos y la “máxima presión” ejercida por Estados Unidos escala. Después de Siria, es el turno de Líbano. El fracaso financiero del país alcanzó el punto de no retorno. Estados Unidos intenta atribuirle las consecuencias de la situación económica severa a Hezbolá, el aliado más fuerte de Irán, incluso cuando funcionarios del gobierno estadounidense reconocen lo contrario. Sin embargo, Irán y su aliado han decidido que la sociedad libanesa, a la que pertenece Hezbolá, no será sometida o forzada a la hambruna. A nadie debería sorprenderle el ver barcos iraníes atracando en la costa de Latakia para suministrarle al Líbano de los muy necesitados suministros de alimento, energía y medicina. 

Líbano es similar a la provincia iraní de Isfahán en cuanto a sus dimensiones y el número de habitantes. Para Irán no será difícil organizar un inventario de recursos para evitar que los principales aliados de Irán en Líbano sufran de inanición. Si Irán le puede suplir a Venezuela a través del océano, suministrarle al Líbano será mucho más fácil. Esto derrotará el último intento de Estados Unidos e Israel de contener a Hezbolá. 

Advertisements
Advertisements
Advertisements

Subscribe to get access

Read more of this content when you subscribe today.

En respuesta a la crisis actual, Irán está preparada para abrir una línea de crédito a las empresas libaneses de la misma forma que que lo hace con Siria, cuyo valor es de mil millones de dólares. Eso pudiera mitigar la actual situación y evitar el hambre de la población hasta que el actual gobierno encuentre una forma de incorporar a miembros nuevos al gabinete con dominio en materia de administración de crisis financiera y de negocios. Si hoy se lanza un plan de reformas por la vía correcta, Líbano necesitaría al menos cinco años para recuperarse. Mientras tanto, Irán pudiera continuar renovando su línea de crédito hasta que aparezca humo blanco en la Casa Blanca y un nuevo Presidente, con una administración menos belicista, sea designado. 

Subscribe to get access

Read more of this content when you subscribe today.

Lo que Estados Unidos e Israel no han previsto es el hecho de que el proveedor, quien alimenta y cumple con las necesidades básicas de la población, es el que gana reconocimiento y apoyo popular. Esto pudiera conducir a un cambio en el mapa electoral libanés, incluyendo la posibilidad de una constitución modificada. El colapso del valor de la moneda local pudiera venir luego de una serie de medidas y situaciones que ni Israel ni Estados Unidos pudieron anticipar cuando eligieron que Líbano fuera el próximo campo de batalla contra Irán. 

Copyright © https://ejmagnier.com 2020 

Advertisements
Advertisements
Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.