Irak empieza a parecerse al Líbano; ¿se inclinará hacia EEUU o hacia Irán?

Escrito por Elijah J. Magnier:

Traducido por Eli C. Casas

Irak no está lejos de convertirse en una copia del Líbano, con sus continuos conflictos políticos y económicos. Sin embargo, el inexorable deterioro de la economía iraquí puede obligar al gobierno de Bagdad a tomar decisiones difíciles que, a su vez, significarán graves consecuencias para el país, independientemente de la dirección que tome.

Esta frágil situación político-económica indica que no debemos esperar estabilidad en Oriente Medio a corto plazo. Se prevé que Asia Occidental siga siendo un escenario de conflictos y batallas entre Estados Unidos, Irán y sus respectivos aliados. Por lo tanto, Irak no puede seguir optando por una postura neutral. Debe decidir qué dirección resultará menos perjudicial porque, de lo contrario, se producirá una situación imposible: dos enemigos luchando en un mismo territorio. ¿Hacia dónde se inclinará Irak, hacia Estados Unidos o hacia Irán? ¿Cuáles son las opciones?

Irak se dirige hacia la desintegración económica debido a la tendencia del gobierno a sobrecargar el presupuesto y el tesoro con deudas internas y externas. Según un funcionario del Ministerio de Finanzas de Bagdad, la deuda externa de Irak ha alcanzado unos 72.000 millones de dólares, y su deuda interna ha llegado a casi 35.000 millones de dólares.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) sugirió poner fin al exceso de empleo en los departamentos oficiales y en las fuerzas armadas y de seguridad, al darse cuenta de la gravedad de la situación financiera de Irak. Aunque se carece de una estadística precisa, los altos funcionarios estiman que el número de empleados y jubilados del gobierno oscila entre cinco y siete millones. El FMI también sugirió privatizar las empresas estatales y suspender las subvenciones a los productos básicos importados por el Estado, para aliviar la carga presupuestaria de Irak.

Según funcionarios del Ministerio de Finanzas, el déficit presupuestario iraquí ha alcanzado cerca del 58%, cuando la ley presupuestaria dicta que la deuda no debe superar el 3% como máximo. Este exceso se debe a que Irak toma mucho dinero prestado e importa la mayor parte de sus bienes. Y un plan para apoyar la producción local y las exportaciones sin depender del petróleo como principal fuente de ingresos es esencial, pero está ausente.

El presupuesto de gasto de 2017 ascendió a 72.000 millones de dólares, y el de 2018 alcanzó los 70.000 millones. En cambio, la cuenta de 2021 ha superado los 168 millones de dólares, lo que supera el presupuesto combinado de los dos años anteriores. Irak no tiene los medios para cubrir su presupuesto anual de 2021. Por lo tanto, no puede hacer frente a sus numerosos desafíos internos, en particular las demandas de salarios atrasados y la finalización de proyectos esenciales inacabados. Bagdad ha congelado todos los proyectos que no han alcanzado el 60% de su objetivo.

En consecuencia, hay edificios residenciales y nuevos hospitales en construcción que llevan siete años en espera por falta de fondos. Muchos jóvenes con titulación universitaria reclaman, a través de manifestaciones que se repiten de forma intermitente, oportunidades de trabajo y el fin de la corrupción que domina el país desde hace más de una década. Las infraestructuras (hospitales, carreteras y electricidad) están muy deterioradas y necesitan ser renovadas. El Ministerio de Finanzas iraquí ha solicitado una ayuda de emergencia al Instrumento de Financiación Rápida (IFR) del FMI para un paquete de préstamos de 6.000 millones de dólares y podría pedir otros 4.000 millones de dólares en préstamos de bajo coste a través de otro programa. Al gobierno de Bagdad le resulta imposible sobrevivir sin préstamos extranjeros, lo que lo pone a merced de la comunidad internacional, que tiene el poder de apoyar y satisfacer las peticiones financieras de Irak.

Subscribe to get access

Read more of this content when you subscribe today.

Advertisements
Advertisements
Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.