La Batalla más complicada del sur de Siria: Las fuerzas de EEUU bajo amenaza debido a la interferencia israelí.

DgpAQViWAAAhK2d
(Medicinas israelíes halladas en un almacén yihadista en una zona rural de Daraa durante la operación militar del ejército sirio en el sur de Siria.)

 

Daraa, Syria, by Elijah J. Magnier: @ejmalrai

Traducido por: J. M.

La batalla por el sur de Siria es una de las más complicadas llevadas a cabo por el Ejército Sirio y sus aliados durante los 7 años de guerra impuesta en el Levante. El comienzo de la batalla y la decisión de Damasco de iniciarla sin tener en cuenta la oposición israelí ya ha sido larga y exhaustivamente tratada en artículos previos. No se espera que esta batalla termine pronto y por esta razón los bandos que están tomando parte en ella han decidido dividirla en dos fases, y para posponer la complicada segunda fase en torno a las fronteras israelíes, están más pendientes de las duras discusiones entre los dos superpotencias, de acuerdo con fuentes bien informadas en Daraa.

La primera fase de la batalla del sur fue acordado entre Rusia y Estados Unidos sin generar oposición de Whasington. La batalla se centrará en la provincia de Suweida y en el norte y el este de la de Daraa con el objetivo de reabrir las fronteras con Jordania.

La segunda fase está todavía en espera de ser decidida. Se relaciona con una parte limítrofe parcialmente con Jordania y la otra parte en la provincia de Quneitra, fronteriza con los Altos del Golán ocupados por Israel. Sin embargo, una cosa a tener en cuenta (lo que añade más complicación al asunto): En ningún momento y bajo ninguna circunstancia ha aceptado Rusia el dejar de atacar al Estado Islámico y Al Qaeda o cualquier otro grupo yihadista. Estos nunca han sido parte de ningún acuerdo sobre la geografía siria, incluso en el norte de Idlib donde Al Qaeda y los yihadistas fueron dejados al cuidado de Turquía para ser desmantelados o enfrentarse al ataque ruso tras la operación en el sur.

Moscú ha prometido destruir y eliminar a los grupos terroristas por razones de su propia seguridad nacional, desde que un gran número de ciudadanos rusos están presentes en Siria. El temor a la expansión o a la vuelta a su país de origen de los yihadistas fue una de las principales razones por las cuales Rusia se decidió a intervenir en el Levante en Septiembre de 2015.

Dgn35-7X4AEhYdF
(Mapa del sur de Siria que muestra el avance del Ejército Sirio y el área liberada en los últimos días)

Tanto Damasco como Moscú no tendrán restricciones a la hora de eliminar al Estado Islámico y Al Qaeda en Quneitra, con o sin el consentimiento de Estados Unidos e Israel. Por supuesto hay proxies de Arabia Saudí y Estados Unidos entre los yihadistas, desplegados en la misma zona operacional donde se está desarrollando la batalla. Solo sería posible evitar alcanzarlos si estos se separasen de aquellos que han sido declarados como grupos terroristas incluso por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Los comandantes sobre el terreno en Daraa dicen que: “Estados Unidos y Rusia han acordado la presencia de la Policía Militar Rusa en las fronteras con Jordania y en la zona sur  (la primera fase de lamoperación) después de su liberación. El final de la batalla y la victoria del Ejército Sirio – De la cual no hay ninguna duda pues los rebeldes y los yihadistas son presa del pánico y abandonan las aldeas sin apenas resistencia – permitirá el establecimiento de una ruta comercial terrestre entre Libano – Siria – Jordania para recuperar la intensidad y la seguridad a la hora de transportar bienes al resto del Golfo. Es una importante fuente de ingresos para el Líbano, Siria y Jordania a través de la frontera de Masna, entre Libano y Siria, y el puesto fronterizo de Naseeb, entre Siria y Jordania.

La primera parte donde la batalla está teniendo lugar en los últimos días en el sur de Siria no representa un peligro inmediato para el cercano estado de Israel, que está intentándolo todo para evitar que el Ejercito Sirio recupere el control de lo que es territorio sirio y se acerque al territorio ocupado de los Altos del Golán.

Screen Shot 2018-06-27 at 17.58.05
(Ahmad al-Dawla, comandante de “Shabaa al Sunna en la Daraa rural, sur de Siria, con el ministro de Exteriores Saudí, Adel al- Jubeir)

A pesar de que esta zona donde la guerra está actualmente desarrollándose es irrelevante para Israel, la situación representa un duro mazazo para la moral de los yihadistas, incluyendo al grupo que era conocido por el nombre de Al Nusra, antigua parte del ISIS y más tarde transformado en la rama siria de Al Qaeda hasta 2017, y sus aliados, que fueron financiados, entrenados y armados durante años por la CIA y las fuerzas especiales británicas en Jordania. Estos son hoy totalmente conscientes de que Estados Unidos no tardará ni un segundo en deshacerse de ellos cuando su función deje de servir a la causa estadounidense-israelí. Además, más de 50 grupos locales (incluyendo aquellos directamente financiados por Arabia Saudí) han perdido cualquier esperanza de crear un cambio en el liderazgo en Damasco, o en crear un gobierno central fuerte y en re construir un ejercito sirio.

En cualquier caso, la segunda parte de la batalla, relativa a los militantes del Estado Islámico (entre 1500 y 2000 soldados del autodenominado “Ejército de Khalid Bin al Waleed”), al Nusra (renombrado como Hayat Tahrir al Sham) y sus aliados locales, es mucho más delicada ya que es limítrofe a los ocupados Altos del Golán y ello despierta todas las alarmas de Israel.

Hacia finales del pasado año, ambos presidentes, Vladimir Putin y Donald Trump, acordaron una zona de reducción de las hostilidades en el sur de Siria de acuerdo a los intereses israelíes. En contrapartida a esto, en favor de los intereses de Rusia y de Damasco, se tranquilizaron la mayoría de los frentes y reducir la presión que el Ejército Sirio debía soportar mientras se enfrentaba en simultáneos frentes a Al Qaeda, Estado Islámico y múltiples proxies saudíes, estadounidenses y turcos al mismo tiempo.

A día de hoy, el patrón de Moscú ha convencido al ocupante de la Casa Blanca para tragar una “píldora durmiente” y dividir las etapas operacionales en el sur de Siria en dos fases a pesar de la desaprobación israelí y la imposición de su propio ritmo. Se espera que la segunda parte de la operación se negocie durante en encuentro Putin-Trump a mediados de Julio, justo después de la cumbre de la OTAN en Bruselas, siempre y cuando los yihadistas no ataquen al Ejército Sirio.

No hay duda de que Israel tiene una política y que Estados Unidos la aplica la mayoría de las veces incluso cuando no hay ningún interés nacional de Estados Unidos en ella, como en Quneitra por ejemplo. La política de Estados Unidos-Israel pretende evitar que el gobierno de Damasco recupere el control del territorio sirio ocupado por los terroristas y sus aliados. Israel ha confirmado en muchas ocasiones que prefiese la presencia del Estado Islámico o Al Qaeda en sus fronteras, ofreciéndoles apoyo, a pesar de que ambos están al mismo tiempo dentro de la lista de organizaciones terroristas de Estados Unidos.

En lo que respecta a Irán y a Hezbollah, a pesar de que ambos están presentes en la batalla de Daraa, no tienen ninguna necesidad de permanecer físicamente en Quneitra una vez hayan derrotado a los terroristas, tampoco en los límites de los ocupados Altos del Golan en el lado sirio. Ambos están presentes en Beit Jin, en el lado libanés, y tienen control directo sobre las cercanas granjas de Sheeba, ocupadas por Israel. Además, la presencia de yihadistas takfiries wahabitas en las fronteras entre Siria e Israel representa, de acuerdo a la visión israelí, un factor de seguridad para el ejército israelí. Israel preferiría no ver al estado sirio recuperarse y eliminar a todos los terroristas y yihadistas.

DgpT1l1UwAAnD1G
(Armas encontradas en un almacén yihadista en la Daraa rural, sur de Siria)

Una fuente en Daraa ha afirmado que “Israel está jugando con fuego”, despreocupado sobre el peligro de involucrar a Estados Unidos en enfrentamientos directos. “Israel bombardeó este lunes de madrugada el aeropuerto de Damasco simplemente para advertir al gobierno sirio que todavía es un jugador y aún tiene cartas que jugar en Siria, atacando cualquier objetivo sin aviso (y también cualquier propósito estratégico), y que por tanto sus intereses deben ser tenidos en cuenta”.

Israel está provocando a Irán y a sus aliados no solo en Siria: Está haciendo lo mismo con las fuerzas de seguridad iraquíes, a lo que estas respondieron abriendo fuego contra soldados de Estados Unidos desplegados en Siria e Iraq. La semana pasada, aviones sin identificar – Según las fuentes serían israelíes y no americanos- bombardearon una posición del comando de seguridad y control iraquí en la frontera entre Siria e Iraq, destruyendo algunos edificios y matando a 22 soldados y comandantes.

De hecho Hashs al-Sha´Bi, las Unidades de Movilización Popular, que se unieron a los ministerios de Interior y Defensa Iraquíes en 2017, acusaron a los aviones americanos (Estados Unidos es quien controla el cielo en todo el área entre Siria e Iraq) y juraron venganza. La base de mando y control monitoriza los movimientos de los militantes del Estados Islámica diariamente para evitar que estos entren en Iraq. En respuesta al ataque israelí, Bagdad, ha movilizado a más tropas hacia la frontera, temiendo que Israel y Estados Unidos abriesen una vía de entrada para los yihadistas hacia Mesopotamia. De hecho, miles de militantes del Estado Islámico disfrutan de la protección de las fuerzas especiales estadounidenses en el noreste de Siria, en la provincia de al- Hasaka y Deir Ezzor, donde también hay desplegadas tropas especiales francesas y británicas.

Screen Shot 2018-06-27 at 18.20.35
(En Ibta y Dael, pueblos de Daraa, los ciudadanos alzan la bandera de Siria invitando al Ejército Sirio a entrar en su ciudad y esperar que esta sea liberada de los terroristas)

Aquí no se trata de una cuestión de teoría conspiranoica: Los Estados Unidos están protegiendo al Estado Islámico en el noreste de Siria, e Israel está haciendo lo mismo en el sur. Ambos países están impidiendo la eliminación de los terroristas yihadistas y están frenando al Ejército Sirio de liberar su propio territorio. Mientras tanto, Rusia está andando en medio de un campo de minas, como si la “guerra contra el terror” fuese de interés únicamente de Moscú, Teherán, Damasco y sus aliados, y no significase nada para Estados Unidos.

Estados Unidos no quiere retirarse del paso fronterizo de al-Tanaf, que comunica Siria e Iraq, tal y como ha pedido Damasco. Washington está feliz al ver al Estado Islámico atacar al Ejército Sirio y sus aliados en el único paso fronterizo disponible entre Iraq y Siria, el paso de al-Qaem. Estados Unidos e Israel preferirían ver a Siria de rodillas, sin recuperarse económicamente, y con el Estado Islámico lanzando una insurgencia en Iraq que desestabilizase a toda Mesopotamia.

La situación está volviendo al periodo de insurgencia y resistencia a la ocupación de las fuerzas estadounidenses en 2003, donde Irán tiene todavía con más confianza para presionar a sus aliados para atacar a las fuerzas de Estados Unidos en Iraq, especialmente desde que la situación política iraquí se mantiene inestable tras las elecciones al parlamento.

Se ve nuevamente que Estados Unidos no ha aprendido la lección de pasadas experiencias. Washington se está quitando las gafas, y cuando los políticos americanos usan y arman terroristas para su propio beneficio o para el de sus aliados en Oriente Medio (especialmente Israel), la ética y la moral desaparecen completamente sin ningún tipo de límites. Las fuerzas de Estados Unidos y su seguridad pueden estar en un serio peligro en Siria e Iraq.

Si lees este informe y te gusta, no te sientas avergonzado de contribuir y ayudar a financiarlo por tan solo 1 euro. Su contribución, por pequeña que sea, ayudará a asegurar su continuidad. Muchas Gracias.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.