Irán se queda en Siria, y solamente se pospone la respuesta de Damasco a Israel

Por Elijah J. Magnier: @ejmalrai

Recientemente, Israel dijo que Irán estaba retirando sus fuerzas de Siria luego de Tel Aviv realizar sucesivos ataques desde el Líbano y adicionalmente violando el espacio aéreo iraquí. Es más, pareciera que los oficiales israelíes creen que Irán no acepta ser desafiada en Siria, pero en realidad está lejos de querer vengarse pronto. Estas son ilusiones israelíes, queriendo arrastrar a Irán de acuerdo a los propios términos y tiempos de Tel Aviv. Esta táctica parece ser apoyada tanto por Israel como por los Estados Unidos, ofreciéndole al presidente Donald Trump la victoria potencial que necesita en las próximas elecciones. Y esto viene luego de su fracaso personal, y el de su administración, al lidiar con la pandemia de Covid-19. Pero Irán no caerá en esa trampa. 

Fuentes dentro del “Eje de la Resistencia” creen que “si Israel intenta llevar al ‘Eje’ a una confrontación, sus tiempos y circunstancias no siempre les serán favorables. Israel de hecho le quisiera ofrecer apoyo a Trump luego de las críticas que se acumulan en su contra y su administración dado el pobre desempeño y el fracaso de evitar un alto número de víctimas a causa del coronavirus. Y al forzar a Irán hacia la confrontación, Israel creía que sería una oportunidad para que Trump interviniera y registrara un éxito suponiendo que Teherán respondiera. Sin embargo, el bombardeo israelí de varios objetivos en Siria estuvo limitado a galpones y depósitos de armas, intencionalmente reduciendo las pérdidas humanas, precisamente para evitar una reacción igual o mayor. Israel también está al tanto de que Irán no respondería a sus ataques de forma directa sino a través de sus aliados, con la huella iraní en la respuesta, cuando llegue el momento”. 

“Israel está tratando de apoyar al presidente estadounidense al cambiar el ánimo en los medios occidentales que son bastante hostiles a Trump y para ofrecerle una posible confrontación con Irán para las próximas elecciones. Teherán no está dispuesta a caer en esta trampa y simplemente está reemplazando las armas dañadas u obsoletas; hay grandes cantidades de armamento iraní que pertenecen a una generación anterior y que son menos precisas. Las nuevas son una generación mucho más moderna que aquella que se empleó en la base estadounidense en Ein al-Assad. Pero los misiles de generaciones anteriores siguen siendo útiles para ser empleados en el bombardeo de grandes ciudades. También funcionan para crear daños sustanciales y distraer a misiles de intercepción que permitan abrir una brecha por donde pasen los de precisión para alcanzar sus objetivos. En cualquier caso, Israel está apuntando contra una parte ínfima de los misiles y otras armas dispuestas para que el ejército sirio, Irak y el Líbano tengan con qué defenderse, en caso de guerra con Israel”.

El ministro de defensa israelí, Naftali Bennet, dijo que por cada cargamento de armas bombardeado, Israel permite que pasen cinco. Esta declaración confirma lo que dice el “Eje de la Resistencia” sobre la disponibilidad de grandes cantidades ocupando sus depósitos y la falta de capacidad de Israel para destruirlos todos. 

Las fuentes señalan que “Siria no necesita abrir un nuevo frente con Israel mientras Estados Unidos ocupe el noreste del país, buscando una nueva guerra mientras esté Trump en el poder (ese que dirige la administración estadounidense, siempre tan leal a Israel). Siria no está buscando una política para disuadir a Israel incluso siendo fácil de alcanzar. Siria puede lanzar docenas de misiles simultanea y selectivamente contra objetivos israelíes para detener su abuso y continuas violaciones a la soberanía siria. Sin embargo, el gobierno en Damasco tiene otras prioridades en este momento, principalmente la liberación de todos los territorios ocupados por Turquía y Estados Unidos, seguido de la eliminación de los yijadistas y la reconstrucción de la infraestructura del país. Así que una confrontación con Israel está pospuesta; pero inevitablemente ocurrirá”. 

En relación a los señalamientos que sostienen que las fuerzas iraníes se están retirando de Siria, fuentes confirmaron que “Irán tiene una relación con Siria bien establecida. El presidente sirio, Bashar al-Assad está aumentando la colaboración militar-industria-médica-petrolera entre ambos países. Además, Irán ha abandonado una docena de locaciones desde hace más de un año para establecerse en otras menos expuestas. Por lo tanto, Israel está intentando lanzar arena en nuestros ojos cuando difunde hechos falsos sobre un falso logro al sacar a Irán de Siria. Los ataques israelíes, incluso si de alguna manera dañan depósitos de armas, son más bien un show, y está muy lejos de evitar que el ejército iraní entrene y supla de armamento a Siria. La relación sirio-iraní es robusta, se mantiene firme y más reforzada que nunca luego de una década de guerra contra Siria y el apoyo iraní al gobierno de Damasco”.  

Trump está huyendo de sus responsabilidades y su fracaso al no proteger a su país del Covid-19, él, quien fue informado sobre esto meses antes de que llegara a Estados Unidos. Ahora está provocando a China y enviando mercenarios a Venezuela. Como Trump, el primer ministro Benjamin Netanyahu le sigue los pasos en su fracaso al enfrentar el coronavirus y no enfrentar al Hezbolá libanés. En el último enfrentamiento, Israel destruyó en la frontera con siria una camioneta que le pertenecía a Hezbolá, sin provocar bajas. Hezbolá respondió cortando la verja en tres puntos diferentes a lo largo de la frontera. Este acto se tradujo en una advertencia severa a Israel, donde los colonos viven con la pesadilla de ver cruzar a Palestina miles de fuerzas especiales bien entrenadas y con experiencia de guerra en un conflicto bélico provocado por Israel. Parece que se le hace muy fácil a Hezbolá cruzar fronteras y mover la guerra estratégicamente fuera de su territorio. 

Israel bombardea a Siria porque es incapaz de enfrentar a Hezbolá, a pesar del poder de fuego tremendo de los israelíes. Por lo tanto, Siria se ha convertido en el único lugar donde Israel puede descargarse y mantener la moral de su ejército arriba. Hezbolá quebró la disuasión israelí la superioridad de armamento y poder de fuego, logrando imponer una nueva disuasión sobre Israel, que los israelíes no logran mantener o enfrentar. 

Israel permanece en estado de preparación para una potencial guerra con el Eje de la Resistencia. Sin embargo, también lo hace el Eje, evolucionando su poder de fuego, aumentando sus misiles de precisión, elevando el entrenamiento de sus fuerzas especiales y desarrollando entrenamiento especial para una guerra con drones similar a la que se libró en Idlib, en la batalla de Saraqib contra Turquía. El ejército sirio ha reunido habilidades únicas en diez años de guerra y está más lista que nunca a enfrentar cualquier desafío, incluso a Israel cuando llegue el momento. Por lo tanto, cualquier fuente oficial o en medios israelí que alegue la destrucción de la capacidad militar además de la intención de Irán de irse de Siria es una victoria de papel, sin valor alguno sobre el terreno. Lo que alega Israel es un espejismo. 

Traducción: Diego Sequera

Este artículo es traducido por voluntarios, de forma gratuita, para que los lectores puedan disfrutar su contenido. No se enmascarará detrás de un Paywall. Quisiera agradecerle a mis seguidores y lectores por la confianza y el apoyo. Si gustan, por favor no tengan vergüenza en contribuir a financiarlos por tan poco como 1 euro. Su contribución, no importa cuán pequeña, ayudará a asegurar su continuidad. Gracias.

Copyright © https://ejmagnier.com 2020 

[wpedon id=”2575″ align=”right”]

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.