Hezbolá es la fuente de todos los problemas en Líbano y el Medio Oriente

Por Elijah J. Magnier: @ejmalrai

Traducción: Diego Sequera

Hezbolá es la fuente de todos los problemas que actualmente aquejan al imperio estadounidense en la región; está arruinando la mayoría de los planes y estrategias de Washington y Tel Aviv para el Líbano y el Medio Oriente. Incluso en medio de la severa crisis económica que afecta al Líbano, Hezbolá aún se opone a los esfuerzos de Washington de arrodillar al Líbano y someter al país a los caprichos de Israel. Hezbolá no derrotó los esfuerzos de Estados Unidos e Israel en un sólo golpe, más bien es responsable del fracaso de docenas de intentos por implementar las estrategias de Estados Unidos/Israel en el Medio Oriente. 

Subscribe to get access

Read more of this content when you subscribe today.

Los cristianos libaneses son menos del 27% de la totalidad de la población, pero aún así ostenta el 50% de los puestos gubernamentales en el país. Los musulmanes, chiíes y suníes no han pedido el cambio de la constitución y los Acuerdos de Taif. Sin embargo, esta situación de disparidad puede que no dure. Tras el gobierno del presidente Michel Aoun, se espera que muchos cristianos regresen a los brazos de Occidente, lejos de Hezbolá. La mayoría de los cristianos se sienten menos conectados a los países árabes y mucho más cercanos a las sociedades occidentales. La vasta mayoría de cristianos libaneses no están dispuestos a entregar su comodidad, ni a enfrentar pacientemente la política de estrangulación de Estados Unidos. 

Estados Unidos e Israel se satisfacen al ver que Hezbolá no se pone en la vía de los líderes políticos y religiosos cristianos que “lamentan” que exista un estado de odio entre Líbano e Israel y quienes creen que “no hay diferencias ideológicas” que obstruyan el camino hacia las buenas relaciones. Los cristianos en Líbano que ostentan la mayoría del poder y son los aliados políticos de Hezbolá no tienen intención alguna de molestar a los norteamericanos. Los Ministros de Exteriores y Justicia han desafiado los deseos de Hezbolá y están visiblemente preocupados por complacer a Estados Unidos en vez de a la organización. 

Estados Unidos está acostumbrado a lidiar con los políticos libaneses que están habituados a la corrupción y que han vaciado las arcas del país por más de tres décadas. Hezbolá está haciendo campaña para combatir la corrupción. De hecho, luego de tantos años de mala administración y favoritismo entre los políticos y sus familiares, Estados Unidos no le daría la bienvenida a una nueva raza de políticos menos complacientes con los deseos de Washington y su socio israelí. 

Desde el punto de vista de Washignton, Hezbolá es efectivamente “el agitador” y la fuente de los dolores de cabeza, para ellos y para Israel. Pero los esfuerzos de Washington y Tel Aviv de lograr la desintegración del Líbano no exhibe señal alguna de destruir a Hezbolá y su influencia. 

Copyright © https://ejmagnier.com 2020 

Advertisements
Advertisements
Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.