¿Está Oriente Medio en la lista de prioridades de Joe Biden? (1)

Por Elijah J. Magnier:

Al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sólo le quedan unas semanas para que el Tribunal Federal de los Estados Unidos anuncie los resultados finales de las elecciones presidenciales y declare a Joe Biden el 46º presidente de los Estados Unidos de América. Todas las miradas están puestas en el Presidente electo que asumirá el cargo el 20 de enero de 2021, y en cómo se resolverán su plan y sus prioridades. ¿Estará el Oriente Medio en su lista de prioridades en los primeros meses de mandato, o tiene otras prioridades más importantes que abordar?

Trump ha dejado un legado considerable para que Biden lo arregle, por un lado, y se beneficie de él, por el otro. Con respecto a ambos, Biden parece haber creído que emergería como el salvador del mundo, haga lo que haga, debido a los enredos y complicaciones dejadas por su predecesor. Para empezar, está la cuestión de la estabilidad interna de los Estados Unidos, las reformas necesarias para hacer frente a la crítica situación económica, los desafíos de COVID-19 y la necesidad de la reconciliación nacional. En cuanto a la política exterior, hay una severa competencia con China, a la que EE.UU. considera una superpotencia económica que debe ser contenida en Asia, Oriente Medio y Europa. Y está Rusia, que fue despertada por la guerra de Siria y ahora tiene una presencia militar en Libia, Irak y Siria. La presencia rusa en Oriente Medio en general tiene una fuerza mucho mayor que en los días de la Unión Soviética, y obviamente representa un desafío a la ahora conocida política estadounidense de expansión y dominio.

La reconstrucción de los puentes con la Unión Europea y el retorno a los acuerdos internacionales que Trump y su administración han torpedeado en los últimos años también deben estar en la cima del plan de Biden. En cuanto a Israel, es y seguirá siendo el principal aliado estratégico de los EE.UU. en Oriente Medio, quienquiera que ocupe la Casa Blanca y sin importar su afiliación política. Trabajar por el bienestar de Israel debe ser el objetivo de cada Presidente de los EE.UU.. Sólo varía la intensidad y el nivel de apoyo.

El Oriente Medio con sus complejos expedientes, desde el acuerdo nuclear iraní hasta la presencia de las fuerzas estadounidenses en Irak y Siria, los kurdos sirios e iraquíes, la relación con Turquía y la desastrosa guerra del Yemen causada por Arabia Saudita y los Emiratos: todos estos son temas candentes pero no necesariamente son prioridades para la nueva administración.

Tampoco se debe pasar por alto la cuestión del Líbano, aunque parece no estar muy lejos de la parte inferior de la lista de prioridades principales de Biden. No sería sorprendente ver que el segundo nivel de asesores y asistentes de alto nivel de la administración de los Estados Unidos se ocupe del Líbano. Sin embargo, la cuestión de Hezbollah está siempre en la parte superior de la lista de prioridades de EE.UU., debido al peligro que la organización representa para la seguridad nacional de Israel. 

Subscribe to get access

Read more of this content when you subscribe today.

Advertisements
Advertisements
Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.